C

Usted está aquí

x
Mar Rojo, 2016. Fieltro cosido y pan de oro, 67x270 cm

Mar Rojo, 2016. Fieltro cosido y pan de oro, 67x270 cm

Mapa mundi, 2016. Porcelana de limoges y pan de oro, 36 cm de diámetro

Mapa mundi, 2016. Porcelana de limoges y pan de oro, 36 cm de diámetro

Mapa mundi, 2016. Porcelana de limoges y pan de oro, 36 cm de diámetro

Mapa mundi, 2016. Porcelana de limoges y pan de oro, 36 cm de diámetro

Mar Muerto, 2016. Fieltro cosido, 100 x 180 cm

Mar Muerto, 2016. Fieltro cosido, 100 x 180 cm

Bahía de Hong Kong, 2016. Porcelana de limoges teñida en negro y porcelana esmaltada y dorada al tercer fuego, 68x162 cm

Bahía de Hong Kong, 2016. Porcelana de limoges teñida en negro y porcelana esmaltada y dorada al tercer fuego, 68x162 cm

Bahía de Hong Kong, 2016. Gres con porcelana esmaltada y dorada al tercer fuego, 68x162 cm

Bahía de Hong Kong, 2016. Gres con porcelana esmaltada y dorada al tercer fuego, 68x162 cm

C, 2016. Instalación de prismas y luz

C, 2016. Instalación de prismas y luz

Mar Rojo, 2016. Fieltro cosido y pan de oro, 67x270 cm
Mapa mundi, 2016. Porcelana de limoges y pan de oro, 36 cm de diámetro
Mapa mundi, 2016. Porcelana de limoges y pan de oro, 36 cm de diámetro
Mar Muerto, 2016. Fieltro cosido, 100 x 180 cm
Bahía de Hong Kong, 2016. Porcelana de limoges teñida en negro y porcelana esmaltada y dorada al tercer fuego, 68x162 cm
Bahía de Hong Kong, 2016. Gres con porcelana esmaltada y dorada al tercer fuego, 68x162 cm
C, 2016. Instalación de prismas y luz
  • Artistas Participantes: 

    Mercedes Lara

  • Fecha:  10.09.2016 - 05.11.2016
Consultar precios

Tras un período pictórico inical en el que sus obras reflejaban ya un claro interés por las luces que no por las sombras, aunque éstas le sirvieran para centrar la atención del espectador en las primeras, Mercedes Lara comienza una etapa que podríamos denominar post pictórica donde los elementos implicados en su obra son otros, donde la pintura se queda corta ante el afán descubridor que pretende encontrar la manera de trasladar a la obra una inquietud.

Una inquietud existencial que ha ocupado el pensamiento filosófico oriental y occidental desde su origen, la relación tiempo/espacio. De alguna manera y en algún punto la obra de Mercedes nos traslada al Mito de la caverna de Platón en la que ambos factores se relativizan definitivamente hasta demostrar cómo percibimos las cosas de forma muy diferente dependiendo de cuándo y dónde estemos. Acercamiento que también ha estado presente a lo largo de la historia del arte, especialmente desde que autores Pablo Picasso, Paul Cezanne o Salvador Dalí acababan con la concepción clásica del espacio y el tiempo, reformulando la idea de lo real como espacio o tiempo estable.

El espacio en Mercedes Lara es un elemento recurrente -casi de forma obsesiva-. Su incesante movimiento lo convierte en asombrosamente flexible ante sus ojos. Su observación, su tratamiento, su mera consideración le resulta casi inalcanzable sin la consideración de otro elemento, el tiempo. Ambos intensamente interrelacionados, curiosamente versátiles, extrañamente mutables, y sorprendentemente manipulables. Sin embargo, el control que podemos ejercer sobre estos dos factores es prácticamente nulo.

Y es entonces cuando aparece la luz que será, desde el primer momento, hilo con el que teje -en ocasiones literalmente- el sutil entramado con el que confabula su inspiración...

De forma extrapolada pero curiosamente coincidente, Albert Einstein elaboró su Teoría de la relatividad al incorporar C como concepto que explica la velocidad constante de la luz concluyendo como espacio y tiempo son variables independientes de la materia y de esta manera, relativos.

La relatividad del tiempo y el espacio queda demostrada gracias a C.

Compartir:
Llámanos en el +34 913.914.033 o mándanos un correo al galeria@luciamendoza.com. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si quieres saber más sobre las exposiciones o los artistas de la galería.

Exposiciones Relacionadas

Noticias Relacionadas

Ferias Relacionadas